martes, 28 de enero de 2014

LA CARTA DE AMOR



Os propongo escribir una carta de amor. No tiene por qué estar dirigida a ningún chico o chica , también puede estar dirigida a cualquier otra persona ( una hermana, amiga,  padre, madre...), animales (una mascota) o cosas que despierten en vosotros emociones auténticas.

Es un ejercicio VOLUNTARIO. Se leerá en clase y se votará la mejor entre todos. Deberá ocupar, como mínimo, 30 líneas. Tenéis dos semanas para hacerla.

Como muchos de vosotros nunca habéis escrito una carta de amor, ahí van unos consejos:

1. Escribidla como una carta formal: lugar, fecha, saludo inicial ("querido/a X, amado/a mía...), cuerpo de la carta y despedida.

2. Pensad desde qué estado de ánimo se va a escribir: euforia, rencor, tristeza, melancolía,desamor...

3. Imaginad el destinatario/a de la carta y tenedlo siempre presente.

4. Cuidad el lenguaje. No utilicéis ni expresiones cursis ni estereotipadas, ni lenguaje vulgar o soez.



Animaos a escribir vuestras cartas. Es un ejercicio que os ayudará a perfeccionar vuestro estilo y a expresar vuestros sentimientos.




lunes, 2 de diciembre de 2013

LA SERIE "ISABEL" Y LA LITERATURA









 Los Reyes Católicos, Isabel y Fernando, inauguran una nueva época en España. Estamos a finales del siglo XV, por tanto, se cierra la Edad Media y se abre el Renacimiento. Es una etapa histórica fundamental, que afecta también a la literatura.

La serie "Isabel" recrea perfectamente la época en la que gobernaron los Reyes Católicos. En cuanto a la literatura, vemos, en un capítulo, cómo la reina (voz en "off"), recita los versos de Jorge Manrique ("Nuestras vidas son los ríos que van a dar a la mar, que es el morir..."), máximo representante de la poesía cortesana del siglo XV.

También se hacen referencia a varios cronistas en la serie, a los libros de cabecera de la reina, a las coplas populares que cantaba el pueblo castellano en alabanza o detrimento de los reyes...También tiene mucho peso la creación de la Santa Inquisición, que tanta importancia (nefasta) tendrá a la hora de prohibir y quemar obras literarias en los siglos siguientes.

Los Reyes Católicos fueron mecenas de artistas y escritores, no solamente por amor al arte, sino también de una forma interesada, pues promocionaban a quienes publicitaran e hicieran propaganda de su reinado.

¿Qué otras referencias literarias habéis encontrado en la serie?




lunes, 18 de noviembre de 2013

MUERE DORIS LESSING








La británica Doris Lessing, fallecida a la edad de 94 años, fue una de las escritoras más influyentes del siglo XX, capaz de capturar con una obra profunda y analítica la "épica de la experiencia femenina".  En 2007 se le concedió el Nobel, galardón que se sumó a muchos otros, entre ellos el Príncipe de Asturias (2001) o el Premi Internacional de Catalunya (1999), que han reconocido su talento en las letras.
Gran parte de su obra narrativa y poética está basada en su propia experiencia en África e Inglaterra, con personajes femeninos sensibles y perceptivos que se adentran en cuestiones existenciales y exploran las contradicciones. Aunque se la ha calificado de escritora feminista, Lessing, que militó en grupos de izquierdas, rechazó esa etiqueta al considerar que su obra era más bien un examen psicológico del ser humano y su entorno.
Doris May Tayler nació el 22 de octubre de 1919 en Persia (actual Irán), donde se habían trasladado por trabajo sus padres, un antiguo oficial del Ejército británico que sirvió durante la I Guerra Mundial, Alfred, y una enfermera, Emily. En 1925, la familia se mudó al sur de Rhodesia (el Zimbabue actual), donde su padre compró una granja que no fructificó y su madre se esforzó por vivir como una dama georgiana, lo que tuvo un impacto pernicioso en su hija, que la autora describió en la primera parte de su autobiografía, "Bajo mi piel" (1994).
Lessing, quien fue internada en una escuela de monjas, abandonó la educación formal a los catorce años y tuvo varios empleos, al tiempo que empezó a experimentar en literatura. Tras trabajar de telefonista en Salisbury (actual Harare), en 1939, con 19 años se casó con el funcionario Frank Charles Wisdom, con quien tuvo un hijo, John, y una hija, Jean, y del que se divorció en 1943.
Dos años después contrajo matrimonio con Gottfried Lessing, un exiliado judío-alemán a quien había conocido en un grupo literario marxista, con quien tuvo otro hijo, Peter. Tras divorciarse de Lessing, en 1949 la escritora se trasladó al Reino Unido con su hijo menor, dejando en Sudáfrica a los otros dos al concluir, según explicó años después, que no quería desperdiciar su intelecto en la sola labor de ser madre.
Lessing militó en el Partido Comunista británico entre 1952 y 1956 y participó en campañas contra las armas nucleares. Su crítica al régimen surafricano le costó que se le vetara la entrada al país entre 1956 y 1995, y también a Rhodesia en 1956. Durante las últimas décadas de su vida, Lessing ha vivido en la misma calle del londinense barrio de West Hampstead, cuidando a su hijo inválido Peter y sin abandonar su actividad literaria.
Conocida sobre todo por "El cuaderno dorado" (1962), donde hace un análisis de la personalidad y la creatividad femeninas, la obra de Lessing es amplia y versa sobre muchos temas, desde la cuestión de la identidad en culturas ajenas hasta el umbral de la locura.
Además de la crítica social de sus primeros textos, considerados comunistas, como "Canta la hierba" (1950) o la pentalogía "Hijos de la violencia", o de las investigaciones psicológicas de muchas de sus novelas, la escritora también se dedicó a la ciencia ficción con su serie "Canopus en Argos", realizada entre 1979 y 1983 e inspirada en el sufismo.
Otros libros son "La buena terrorista" (1985), "El quinto hijo" (1988) o los que escribió bajo el pseudónimo de Jane Somers, como "Diario del buen vecino" (1983), con el fin de demostrar las dificultades para publicar que afrontaban los escritores noveles.
Pese a que rechazó erigirse en portavoz del feminismo de la época, que consideraba una simplificación de la relación entre hombres y mujeres, su obra más famosa, "El cuaderno dorado", de marcado cariz autobiográfico, se ha convertido en un clásico de la literatura feminista por su estilo experimental y su análisis de la psique femenina.
Lessing, que en 1999 rechazó el título de Dama del Imperio británico que concede la reina Isabel II, porque "ya no hay ningún imperio", aunque aceptó otro título menor, trabajó hasta el final de su vida escribiendo artículos, novelas, relatos y poesía.

jueves, 13 de junio de 2013

MONÓLOGOS: PIS-CINAS








   ¿Quién no quiere que llegue el verano? El calorcito, los helados, las piscinas...Bueno, no, las piscinas, no, las piscinas son el peor invento del ser humano después de los posavasos. Les explicaré por qué.

     Tú estás de vacaciones un maravilloso día soleado y piensas: ¿por qué no coger la toalla y el bañador y darme un chapuzón en la pisci? Y ahí empiezan los problemas. No tienes piscina. Pero, tranquila, para eso están las piscinas públicas. Iré allí. NO. PARA. ERROR. ¡¡¡NO LO HAGAS!!! Las piscinas públicas son los grandes vertederos de la humanidad. Que vosotros pensáis que la gente no es tan guarra, pero os equivocáis. Las zonas calentitas no lo son porque les dé más el sol; tampoco por casualidad. Se trata de una meadita espontánea, como quien no quiere la cosa.

     Pero nadie tiene la culpa de eso. Desde pequeños hemos sido educados para hacer pipí en las piscinas. El socorrista te dice: "si haces pis en el agua, se pone de color rojo debido a un líquido especial que acabamos de echarle". Y tú ya no disfrutas del baño, estás en un estado de presión horrible. Pero ahí no está el problema, no, no. El problema está cuando sales y tu hermano te dice al oído: "¡Ey, lo del socorrista es mentira, te lo digo yo que lo acabo de comprobar". Y, claro, tú ya no lo haces porque tengas ganas, sino por vengarte en secreto del vigilante, porque se piensa que eres tonto, pero se va a enterar.

     Y pasan los años, y vas con tus amigos. Por supuesto, entre esos amigos no puede faltar el graciosillo que te intenta ahogar. La cosa empieza de coña, pero no controla y te entra agua por todos los orificios de tu cuerpo. ¡Y por alguno tendrás que expulsarla!, ¿no?. Una pista, por la boca no es. ¡Atención, que no acaba aquí la cosa! ¿Alguien sabe todo lo que te puedes encontrar buceando en una piscina pública? No, no lo sabéis. Y como supongo que tampoco lo querréis saber, os lo contaré.

     El verano pasado mi colección de objetos de las profundidades constaba de: tapones, monedas, gomas de pelo, mechones de pelo, extensiones, más pelo, un boli, la parte superior de un bikini talla 5-6, un CD, sí un CD, juguetes de huevo Kinder (entre ellos un hipopótamo bailando ballet), un puzzle, una imitación cutre de una Barbie y un ser verde, un pintaúñas, horquillas, un cacho de tarta y el tubo de unas gafas de buceo. Triste, pero cierto. Escalofriantemente cierto.

¿Conclusión? Tú no pierdes nada, está todo en el fondo de una piscina pública.

ESTELA ÁLVAREZ ORTIZ - 3º B

miércoles, 12 de junio de 2013

FOTONOVELAS - 3º ESO



LA WACHIPANDA - José Luis, Andrés, Pablo, Samuel